domingo, 10 de agosto de 2008

El Valle del Alagón

make avatar
Embalse

Si hay algo que caracteriza al Valle del Alagón es su recurso natural, el agua, cuya riqueza se hace patente en Los Canchos de Ramiro, El Pantano de Santa María o Portaje, así como el entorno por donde discurre el río Alagón a su paso por la Comarca, creando así un ecosistema apropiado para albergar a una flora y fauna de lo más variopinta.



Cualquier época del año es una verdadera fiesta de sensaciones en esta Comarca, donde el verano se alarga y se hace idóneo para disfrutar de su refrescantes río y embalses, de animadas noches en las terrazas de los pueblos y sus fiestas populares.



El la primavera, el otoño y el invierno ofrecen un clima suave y propicio para excursiones entre las dehesas, montes y olivares característicos.

¿Dónde ir por el Valle del Alagón?

Indiscutiblemente, ir al Valle del Alagón y visitar algunos de sus espacios naturales tales como la Sierra de la Garrapata, Canchos de Ramiro (Cachorrilla), el Embalse de Portaje o el de Valdeobispo, o sus miradores de la Ermita de Nuestra Sra. de Argeme, el Pantano de Santamaría, zona de Portaje, Torrejoncillo (San Pedro), Castillo de Marmiorna en Portezuelo y Vías Pecuarias.


Dar un paseo por sus amplias dehesas por Rivera Fresnedosa, Calzadilla, Guijos, Robledal de Aceituna, Dehesa de Montehermoso, Dehesa de Casillas de Coria.

¿Qué Pueblos visitar?

Todos los que componen esta Comarca, pueblos que tienen encanto y señas de identidad propias: Achuche, Aceituna, Alagón, Aldehuela del Serte, Cachorrilla, Calzadilla, Charca oso, Casas de Don Gómez, Casillas de Coria, Ceclavín, Coria, Galisteo, Guijo de Coria, Guijo de Galisteo, Holguera, Huelaga, Montehermoso, Villa del Campo, Morcillo, Pescueza, Portaje, Portezuelo, Pozuelo de Zarzón, Riolobos, Torrejoncillo, Valdeobispo y Zarza la Mayor.



Fiestas de Interés a las que ir

Durante todo el verano se suceden las fiestas populares de la mayoría de los pueblos, declaradas algunas de ellas como de Interés Nacional. Es el caso de la Encamisá de Torrejoncillo, Los Sanjuanes de Coria, Las Carantoñas de Acehúche y otras como El Baile de las Prioras y la Petición de la Maná de Portezuelo, Las Fiestas de San Bartolomé, la Danza de los Negritos en Montehermoso, Los Autos Sacramentales de Galisteo, El Canto de las Ánimas de Holguera, La Fiesta de las Mayas en Valdeobispo, La Vaca Pendona en Cachorrilla y Pescueza, el Día del Tiruri en Guijo de Galisteo, Los Cristos de Calzadilla entre tantas más...



Gastronomía de la Comarca

La gastronomía del Valle del Alagón es el fiel reflejo de una cultura culinaria propia en Extremadura y lo podemos saborear en sus chanfainas, migas, escabeches y mojos de peces, sopas de tomate, gazpachos, pistos, revueltos de espárragos y setas, postres y dulces tradicionales como las floretas, roscas de baño, dulces de almendras, el piñonate, los productos derivados del cerdo como las morcillas patateras de Cachorrilla, Morcillo y Carcaboso, los lomos adobados de Aldehuela de Jerte, el quico de Coria y los diferentes platos de matanza.

Artesanía


Algo que caracteriza a un pueblo, además de sus tradiciones y gastronomía es la artesanía que se hace patente por ejemplo con el Gorro de Montermoseña, los cencerros y campanas de bronce de Montehermoso, así como los objetos que elaboran los tinajeros, zapateros, orfebres y bordadoras del "pañuelo del gajo" de Torrejoncillo. Una mención también la tiene los orfebres y maestros de la cerámica en Ceclavín con el típico acabado del "enchinado".

Valle del Alagón es en esencia un sitio digno de ser visitado y disfrutado.